Historia del diseño

27 Nov 2023

La historia del diseño articula toda una serie de reflexiones significativas sobre la forma en que la humanidad se manifiesta en términos culturales, estéticos e ideológicos. Los diseños han cambiado nuestra manera de vivir y estar en el mundo. Descubre en este post la historia del diseño y las perspectivas de futuro de esta disciplina, además de algunas claves sobre el Grado en Diseño de Elisava.

El nacimiento del diseño

El diseño es una disciplina que ha formado parte de la historia de la humanidad desde sus orígenes. La historia del diseño empieza durante el Antiguo Egipto, el Imperio Romano y la Edad Media. El diseño ha estado presente desde siempre en todos los sentidos de la vida cotidiana. Presente en los elementos de construcción, pasando por la vestimenta, incluso en los objetos del día a día, como las joyas, el menaje doméstico, el arte y la literatura, entre otros. Pero, durante estos iniciales períodos históricos, el diseño no era conocido como “diseño”, sino que se trataba de artesanía, un modo único y manual, de creación. Requiriendo de un trabajo manual meticuloso y unos conocimientos de desarrollo que solo estaban al alcance de grupos de población especializados en esa disciplina.

La evolución del diseño

Con la llegada de la revolución industrial a inicios del siglo XIX esto cambió. Ya no hacía falta crear los objetos de forma manual y artesanal, ahora era posible crear un gran volumen de piezas iguales de forma seriada con la ayuda de las máquinas. Fenómeno que alcanzó su máxima expresión con la llegada del fordismo en los métodos de producción, donde la búsqueda de la eficiencia en la producción primaba más que la resolución creativa de un objeto o producto.

La creación seriada dio pie al surgimiento de una nueva necesidad entre la población sobre los objetos, la de poseer productos y objetos que tuvieran un ápice de distinción, de originalidad. Y no es hasta este punto de la historia en el que se empieza a formar el concepto de “diseño” como lo conocemos hoy en día. El diseño interpretado como la forma de producir productos y objetos que resuelven una necesidad de forma creativa. Premisa que comenzó a tener mucha más fuerza con la creación de la escuela Bauhaus en 1919 i ha ido evolucionando hasta nuestros días.

Estudiar diseño, una clara opción de futuro

Hay muy buenas razones para estudiar diseño. La más evidente es su proyección laboral. El mundo no es un objeto terminado, su transformación es constante y eso significa que siempre es necesario diseñarlo. Sea en la rama que sea, comunicando ideas, dando forma a nuevos utensilios, acomodando nuevos tipos de espacios, adaptando lo tecnológico al servicio de nuestras necesidades, siempre necesitaremos diseñadores preocupados en convertir nuestro entorno en un lugar más habitable.

Por otro lado, en un plano más experiencial, de crecimiento personal y ampliación de conocimiento, los estudios de diseño ofrecen una particular manera de comprometerse con el futuro del planeta. Sin renunciar a la especulación teórica, son una forma de conocimiento centrada en el puro hacer. Mirar el mundo como proyecto en transformación constante, siempre mejorable.

Por todo ello, estudiar un grado de diseño es una clara opción de futuro. En Elisava ponemos a tu disposición todas las herramientas para que te conviertas en un diseñador o diseñadora capaz de resolver problemas y satisfacer las necesidades en la relación del individuo con su entorno, así como de usar el diseño como herramienta de reflexión y posicionamiento social. Si deseas más información sobre nuestros estudios de diseño, no dudes en contactarnos. ¡Estaremos encantados de poder atenderte!

Si quieres saber más sobre dónde estudiar diseño en España, no dudes en echarle un vistazo a nuestro anterior post en el blog.

Artículo del Dr. Ramon Faura, Coordinador del Área de Ciencias Sociales y Experimentales.