Noticias

The Social Coin viaja a San Francisco

Fecha:

The Social Coin, la empresa que fabrica y distribuye monedas que simbolizan la acción desinteresada y en la que participan varios alumnos de diseño e ingeniería de la Escuela, vuelve a ser noticia.

Después de 16.000 monedas activadas, 125.000 favores y 5.000 árboles plantados en más de 40 países, dos de sus fundadores emprenden un viaje hacia San Francisco con el objetivo de hacer crecer aún más su presencia internacional y empezar a trabajar en los Estados Unidos de la mano de Kumu, una incubadora estadounidense que ayuda a potenciar ideas innovadoras en el ámbito social.

Del 9 al 19 de febrero , Ivan Caballero y Edgar Pons , este último estudiante de 4 º curso del Grado en Ingeniería de Diseño Industrial de ELISAVA , asistirán a un conjunto de reuniones con todo tipo de expertos relacionados con diferentes temas alrededor de la moneda: desde expertos en packaging a nivel mundial o universidades especializadas en estudiar la felicidad como el Center of Greater Good, hasta gente que ha puesto en marcha proyectos con materiales innovadores como Ecovative o Pulpworks y un experto en setas, hongos y biorremediación como es Paul Stamets.

Asimismo, también mantendrán encuentros con posibles inversores que quieran dar un empujón al proyecto y participarán en workshops y actividades en torno al proyecto con gente de otras startups.

En los dos primeros días de viaje, Edgar e Ivan han conseguido formar un equipo de expertos formado por Paul Piff, investigador en neurociencia de la Universidad de Berkeley, Emiliana Simon, directora de ciencia en Greater Good Science Center de Berkeley, Hanz Kurdi y Manuel Maqueda, COO y CEO de Kumu respectivamente, Miquel Valls, CEO de Dadata Capital e inversor, y Jay Nichols, fundador de Blue Marbles. En los siguientes días, se reunirán con expertos en fundraising, marketing y el responsable de storytelling de Facebook para mejorar la escalabilidad de The Social Coin.

Para los que aún no conozcáis el funcionamiento de esta moneda social, os diremos que es sencillo: una vez se obtiene una moneda, hay que desprenderse de ella mediante una buena acción. Al realizarla, se debe regalar la moneda al beneficiario de la acción para que haga lo mismo. El conjunto de los favores realizados queda recogido en la página web de la iniciativa, de manera que se puede hacer un seguimiento de las historias que ha generado cada moneda a través de su código único.

Las monedas, además, están fabricadas con materiales biodegradables y compostables, y contienen una semilla que las dota de vida propia. Una vez finalizada la cadena de favores, después de tres meses desde la primera acción, la moneda se puede plantar y se convertirá en una planta.


Wallace J. Nichols (Blue Marbels) con Edgar e Ivan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia.

Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra

política de cookies