Noticias

El proyecto europeo FURNISH promueve el rediseño de los espacios públicos para evitar la propagación del COVID-19

Fecha:


La mayoría de nosotros/as lo hemos vivido en primera persona: tras los meses de confinamiento estricto vivido en todo el país a raíz del COVID-19, cuando pudimos volver a salir a la calle, una realidad se hizo más evidente que nunca: nuestras calles, plazas, parques, en definitiva, nuestras ciudades, no están preparadas para pasear, moverse y, en una palabra, vivir en ellas. Los espacios públicos se llenaron excesivamente, haciendo imposible garantizar el distanciamiento social. Es por este motivo que muchas ciudades europeas están rediseñando sus espacios públicos. 

En este contexto, el European Institute of Innovation & Technology (EIT) – Urban Mobility lanzó un llamamiento para abordar los retos de movilidad urbana planteados por la pandemia. La convocatoria forma parte de la Iniciativa de Respuesta a las Crisis del EIT, que contribuye directamente a las acciones de la Unión Europea frente al COVID-19. Un consorcio liderado por CARNET, iniciativa coordinada por CIT UPC con la participación de Elisava, la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC), el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC), el Ayuntamiento de Milán y AMAT, ganó una de las subvenciones con su proyecto FURNISH (Fast Urban Responses for New Inclusive Spaces and Habitat).

FURNISH organiza una convocatoria abierta a equipos con el objetivo de evitar la propagación del COVID-19 mediante el rediseño y la reorganización de los espacios públicos. Además, también busca aumentar la capacidad de fabricación digital local, una tendencia creciente, como ha demostrado el suministro descentralizado de material impreso en 3D al personal sanitario durante la pandemia.
 

Convocatoria abierta para fabricantes y diseñadores de toda Europa


La convocatoria del proyecto FURNISH está abierta a equipos de toda Europa. Todos los grupos deberán estar formados por una entidad de diseño (profesional, académica o institucional), así como una empresa de fabricación de su mismo municipio. Un total de 7 equipos participarán en el proyecto; 4 seleccionados a través de la convocatoria abierta y 3 encabezados por los socios de FURNISH (UPC/Elisava/IAAC). 

Los equipos trabajarán de forma colaborativa en nuevos proyectos de movilidad y diseñarán elementos urbanos móviles temporales para reconfigurar los espacios públicos. Las propuestas contemplarán la reorganización de los espacios públicos, en especial aquellos que presentan mayores problemas de aforo, mediante el uso de estos elementos. "La crisis del COVID-19 es una oportunidad para fomentar un diseño, uso y gestión dinámicos del espacio público, en los que el distanciamiento social impulse la interacción en lugar del aislamiento", afirma Roger Páez, director del Máster en Arquitectura Efímera y Espacios Temporales (MEATS) de Elisava y jefe de proyecto de FURNISH de la Escuela.

La aceptación de solicitudes de equipos se abrirá del 10 al 25 de septiembre, tras los cuales los equipos contarán con dos meses de trabajo asesorado. El proceso terminará en diciembre, cuando todos los resultados y materiales creados se publicarán en la Plataforma de Innovación Abierta y estarán disponibles gratuitamente. Así mismo, el proyecto creará un repositorio en código abierto de conocimientos relacionados con la planificación urbana, la movilidad, el comportamiento social y los elementos urbanos, que podrá reproducirse en cualquier lugar del mundo.

Este proyecto está financiado por EIT Urban Mobility, una iniciativa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT). EIT Urban Mobility actúa para acelerar el cambio en la movilidad para hacer los espacios urbanos más habitables. Más información: www.eiturbanmobility.eu.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia.

Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra

política de cookies