Noticias de Alumni

Crónica de una alumni de ELISAVA en Hong Kong

Fecha:
Agustina Garrigou, alumni del Máster en Diseño de Mobiliario de ELISAVA, ha sido invitada a participar en la Business of Design Week de Hong Kong, a principios del pasado mes de diciembre, donde ha presentado su colección de botellas Fishermen Bottles. Esta es la crónica de su experiencia.

Hong Kong, el ritmo del mundo en una ciudad
Si Hong Kong fuera una persona, sería una en sus 30 años de edad, lejos ya de la adolescencia y con un rumbo en la vida más claro. Una persona/ciudad amable y abierta, pero difícil de conocer en profundidad, de leer. Con mucha ambición, ha crecido abruptamente, tiene hambre siempre, y cree que cada espacio vacío es una oportunidad, cada tiempo libre debe ser aprovechado y cada hueco, completado. Su corazón es enérgico, bombea el doble que el de los demás, y soporta más, no se cansa. Duerme poco, las luces la despiertan y siempre hay un lugar adonde ir. Y cuando va a un lugar, cuando quiere algo, sabe bien por qué lo quiere ya que cada elección es importante para su rumbo.
No hay elecciones ingenuas, libres de intencionalidad. Pero esto no significa que sea fría y calculadora, sino que su personalidad es así con motivo de causar un trasfondo cultural más caótico. Si Hong Kong fuera una persona, sería alguien extremadamente inteligente y fascinante que sin duda todos querríamos conocer.
Si hay un lugar en el mundo donde se puede ver el consumo masivo, ése es Hong Kong. Esta ciudad está especialmente preparada para eso. Las tiendas son inevitables, porque para desplazarse por la ciudad uno debe, sí o sí, entrar y atravesar espacios comerciales. Esto garantiza que todos los espacios públicos estén bien equipados y cuenten con servicios de calidad, ya que las personas son clientes. Hay pocos espacios públicos, como plazas y parques, libres de comercios. Al caminar por los barrios céntricos principales, asombra la cantidad de veces que uno se puede cruzar con las mismas tiendas de indumentaria de alta gama europeas, y siempre tienen gente dentro comprando.
Cabe destacar que esto sucede mucho más en tiendas de este tipo (Chanel, Prada, Bulgari, etc) y no tanto en tiendas de diseño. El consumo está ligado a un estatus económico y social más que a uno cultural. Esta energía refleja un contraste visible en las calles: por un lado las tiendas de alta gama en calles amplias y ordenadas, y por otro las calles laberínticas llenas de encanto, con mercados de comida, productos de medicina china, mercados de productos de origen chino donde uno se puede pasar horas viendo la gran oferta y la dinámica entre la gente. Las personas son siempre amables, aunque manejan distintos códigos sociales.
En el centro de la ciudad existen muchas galerías de arte. Las mejores no están visibles desde la calle, sino que hay que entrar a los edificios. Las que sí dan a la calle están sin gente por lo general, pero eso es algo que pasa en la mayor parte del mundo. Se pueden visitar estudios de artistas y diseñadores que están instalados dentro de edificios industriales pero abiertos al público. Uno tiene que saber estos datos previamente porque, si no, es difícil de enterarse en el momento. Da la sensación de que el consumo de diseño es para un círculo más cerrado, con una mentalidad más occidental, que tiene mercado pero no crece tanto porque debe competir contra una línea de consumo masivo que aporta más estatus social al cliente.

En este marco ocurre la conferencia Business of Design Week (BoDW), del 27 de noviembre al 5 de diciembre de 2015 en el centro de convenciones de Hong Kong y en el centro PMQ. Este año, la ciudad invitada es Barcelona y se anima a que formar parte diseñadores, emprendedores y empresarios del diseño establecidos en esta ciudad. Una oportunidad muy buena para una ciudad que produce tanta cantidad de diseñadores al año, pero cuyas empresas de diseño se van reduciendo debido a la crisis actual. Una posibilidad para abrirse a oriente y crear nuevas relaciones, promover productos y empresas, crecer y apostar. Una oportunidad para reforzar el concepto de Barcelona como ciudad de diseño, vanguardista. Repetirnos esta idea para poder realmente serlo.
Lamentablemente no se sintió el peso de Barcelona en la BoDW, y aquí remarco que es mi opinión personal. Yo misma fui convocada para exponer en una galería de arte en cerámica durante este evento en el centro PMQ y fui allí para exponer mi trabajo en relación con la ciudad en donde vivo, Barcelona. Más allá de que considero mi experiencia allí sumamente gratificante, debo confesar que en ningún momento sentí que formaba parte de un evento conjunto de diseñadores de Barcelona. Más bien, se notaban expositores aislados sin muchas expectativas al respecto, gente un poco escéptica sobre las posibilidades de crecimiento que puedan surgir en Hong Kong. Creo que una exhibición bien montada con mayor comunicación e interacción por parte de los participantes y los organizadores hubiera dejado una huella más fuerte que luego atraería a inversores y gente interesada en colaborar en proyectos de cara al futuro. Hubiera servido para establecer Barcelona como marca de diseño en el mercado asiático. Pero lamentablemente sentí que, por parte de los organizadores y representantes de Barcelona, la BoDW se hizo ligeramente, con pocas intensiones.
En un futuro, se podrían tener en cuenta lugares como el centro PMQ para exposiciones o tiendas pop-up, con la idea de seguir difundiendo el diseño made in Barcelona. De hecho, en 2014, Estocolmo fue la ciudad invitada para la BoDW y en 2015 mantenían una tienda allí con diseño sueco. PMQ es un centro para emprendedores en diseño y tiene stands que sirven como tiendas o espacios de exhibición. El espacio fue antiguamente una residencia de la policía inglesa, y de allí surge la estructura edilicia compleja que tiene. El edificio tiene forma de H, con dos pabellones de 6 pisos, separados pero unidos por un pasillo central en el 4º piso y por el patio central en la planta baja. Cada espacio de exposición ronda los 35 m2.

Allí se exhibe de manera permanente o por tiempo limitado. Algunos espacios de diseño tienen una propuesta innovadora, y otros ofrecen productos bien hechos de proceso bastante artesanal, pequeños emprendedores con productos del tipo trabajo en cuero, joyería, gafas, indumentaria y “design gadgets”.
También existen espacios donde se enseña cocina y una biblioteca especializada en cocina (Taste Library). La empresa japonesa MUJI montó una exhibición sobre la casa compacta, donde proponía espacios ordenados y estéticos pensados para los pequeños departamentos de Hong Kong. Para la BoDW, se montó un escenario cerrado en el patio central y la comunicación sobre la semana del diseño estaba bien planteada, con gráficos y explicaciones en cada piso y área de acceso.
Suele haber mucho público. El punto en contra es que, aunque se hayan hecho reformas al edificio original, la circulación es muy compleja, hay que atravesar muchas puertas, y subir y bajar escaleras, lo que crea confusión en el paseo. Al final, uno no está seguro si es que hizo todo el recorrido o si le han faltado algunas partes. El centro está muy bien ubicado, en el Soho, y alrededor existen tiendas y bares atractivos. Y creo que si para la BoDW la ciudad de Barcelona hubiese organizado un espacio más completo e interactivo, allí podía haber generado más impacto.
Finalmente, se puede decir que hoy por hoy Hong Kong no es una ciudad especialmente enfocada al diseño, más bien se nota que la sangre que impulsa a la ciudad es el comercio. Pero no dudo que en un futuro no lejano la ciudad pueda transformarse en capital del diseño, ya que cuenta con recursos como el dinero, la ambición por un refinamiento cultural moderno y la existencia de una pequeña comunidad enfocada al diseño. Además, la ciudad facilita la concentración de gente, la energía imparable que se siente y la conexión con la industria de China. Es una de las ciudades más atractivas del mundo, totalmente cosmopolita, abierta y versátil.
Agustina Garrigou, alumni de ELISAVA

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia.

Si sigues navegando, consideramos que aceptas nuestra

política de cookies