Back to top

Espacio Europeo de Enseñanza Superior

Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)

Con el objetivo de que las capacidades y los conocimientos adquiridos sean reconocidos y fácilmente validables en todo el continente europeo, los programas de estudio de la Escuela se articulan a través de créditos ECTS y de competencias, que son los principales requisitos pedagógicos del Espacio Europeo de Educación Superior. Se trata de indicadores de nivel aplicados internacionalmente que, a su vez, evidencian un cambio metodológico basado en el nuevo rol activo del estudiante.

El sistema de créditos ECTS se fundamenta en las horas de trabajo del alumno tanto dentro como fuera del aula, y en las competencias que explicitan lo que el estudiante es capaz de hacer. Al proceder de fuera del mundo académico, este lenguaje, que habla de capacidades y habilidades, facilita un diálogo constante con el mundo profesional y favorece la movilidad internacional, tanto para los estudiantes que quieran vivir una experiencia fuera como para los que se acaban de graduar y quieran integrarse en el mercado profesional europeo.

 

La actividad del estudiante: centro de la docencia 

En nuestras aulas, el verdadero protagonista de la enseñanza es el alumno. Y el objetivo de nuestros profesores es motivarlo para que asuma plenamente las capacidades de resolución de problemas. Consideramos que el desarrollo activo del estudiante es la premisa básica para una buena formación.

El profesor le hace de tutor, le aconseja, le aporta experiencia, le orienta en la investigación de las mejores metodologías y en la selección de materiales y fuentes de aprendizaje, detecta las posibles lagunas de conocimiento y fomenta sus capacidades individuales.

Nuestra metodología se basa, por un lado, en la idea de una escuela-taller donde se aprende haciendo y manipulando la materia y, por otro, en la necesidad de promover constantemente la reflexión y el debate intelectual sobre nuestra actividad. Para nosotros, una escuela debe ser un espacio de investigación e intercambio de conocimiento y capacidades, un espacio de expresión y de acción en el que se fomenta el desarrollo personal a través de la actividad académica y colaborativa. Un conocimiento y unas aptitudes que no queremos que permanezcan en la universidad: deben ser capaces de transformarse en desarrollo social.

 

Plan docente de asignatura 

Uno de los rasgos más destacados de ELISAVA es la alta calidad de los planes docentes de las asignaturas de cada uno de los estudios. Un plan docente es un documento en que se definen con detalle las competencias y los contenidos de las asignaturas y se planifica semana a semana cada una de las actividades (prácticas, ejercicios, materiales o recursos) que el estudiante deberá llevar a cabo.

En esta planificación también constan los días de entrega de los ejercicios parciales. Se especifican con detalle los mecanismos de evaluación basados en las competencias a adquirir.

Se detallan las diferentes clases que el estudiante recibirá, tanto las magistrales (en las que se amplían y profundizan los temas) como las de seminario (un espacio reservado para grupos reducidos donde se interactúa y se debate sobre el trabajo que deben realizar los alumnos). Asimismo, el estudiante cuenta con tutorías individuales o de grupo para resolver las dudas surgidas a lo largo del proceso de trabajo.

La evaluación y el seguimiento del nivel de adquisición de las competencias del estudiante son continuados. Gracias a los planes docentes, el alumno sabe en todo momento qué se espera de él, qué se le exige y cuál es su progresión. La experiencia alcanzada en los últimos años demuestra que este sistema mejora el rendimiento académico del estudiante y su progresión a lo largo de la carrera.

Nuestros planes docentes están diseñados para que puedas saber en cada momento qué se espera de ti y cuál es tu progresión.